La alimentación del corredor


Alimentación para corredores

Cada cuerpo es un mundo, por ello es importante aclarar que lo que os ofrecemos son consejos generales no adaptados a las peculiaridades de cada individuo.

 

Ya seas un corredor experimentado o te acabes de iniciar en el running, la alimentación debe ser un pilar fundamental en tu preparación, no en vano “somos lo que comemos”, y de este modo con una alimentación adecuada aumentarás tu rendimiento sea cual sea tu nivel. Tanto es así que una correcta alimentación no solo incrementará tu rendimiento deportivo, sino que también influirá positivamente en tu plano personal, tu carácter, relaciones con los demás…en definitiva maximizará tu vida.

   

A la hora de confeccionar tu plan alimenticio personal debes localizar el epicentro de tu día, ese momento en que tus requerimientos nutricionales son mayores, que no es otro que tu entrenamiento. Así pues, será en torno a este momento cuando más importancia cobra lo que comas, ya que constituirá tu preparación y recuperación del ejercicio físico. Que no te importe comer aquí más que en otras comidas, pues eso hará que entrenes bien hoy, y lo que es más importante, que te recuperes en condiciones para entrenar mañana.

   

En próximos consejos entraremos a detallar lo más apropiado para cada momento del día, de momento intenta hacer una división del día en 5 ó 6 comidas COMPLETAS. ¿A qué me refiero? Pues hablo de comidas en las que encontremos presentes tanto carbohidratos como proteínas y grasas. No se puede obviar ninguno de estos macronutrientes en nuestra dieta, ya que cada uno de ellos posee funciones clave para nuestro organismo.

  • CARBOHIDRATOS: Parece universalmente aceptado que los carbohidratos son fuente de energía pero no hay que olvidar su papel en funciones básicas del cuerpo humano como la contracción muscular y el mantenimiento de la temperatura corporal.
  • GRASAS: Las grasas suponen realmente la principal fuente de energía para el cuerpo humano y además de mayor durabilidad que la que proviene de los carbohidratos. Además son clave en cuanto a la función hormonal y a la asimilación del resto de nutrientes.
  • PROTEÍNAS: La función de las proteínas puede llegar a ser mucho más compleja y variada en relación a su origen. De momento quédate con la idea de que tiene una función estructural y por tanto básica para nuestro cuerpo.

Por tanto, para empezar estaría bien desterrar ideas como que hay que ingerir grandes cantidades de carbohidratos para obtener energía o que hay que evitar tomar grasas o que la proteína es sólo para culturistas. Deberás comer carbohidratos en momentos concretos del día, grasas en su justa medida y proteína en todas las comidas, ya que aunque tu objetivo no es ganar masa muscular sí es imprescindible que no pierdas la que ya tienes, ya que esto te podría llevar a lesiones, sobreentrenamiento e incluso enfermar.

Síguenos en las redes

Contacta para cualquier duda o consulta:


876164068

657501079