Las horas antes a la carrera


Pues bien, parecía que no iba a llegar pero la carrera del Roscón ya está aquí. A día de hoy todo el trabajo ya está hecho, cada uno ha llevado a cabo su plan de entrenamiento, ha marcado unas pautas alimenticias en mayor o menor medida… ahora sólo queda disfrutar del gran día. En el consejo de hoy simplemente vamos a marcarte unas rutinas que pueden ayudarte a conseguirlo evitando en lo posible nervios y pequeños contratiempos.


Comienza la preparación el día de antes; es decir, mañana. No dejes carga de entrenamiento para el día previo a la carrera, únicamente sal a rodar de forma suave o incluso cambia esta sesión por una breve y suave de bicicleta estática. Permítete el pequeño lujo de visitar un balneario urbano y aplica a tus piernas contrastes de agua fría-caliente, así contribuirás a la activación muscular y a su relajación.


Planifícate y organiza los pasos a seguir el jueves. Deja preparada la ropa y el material que vayas a utilizar en la carrera, así como el menú para el desayuno, NO IMPROVISES. Márcate unos horarios para levantarte, desayunar… para que llegues a la salida con antelación y sin prisas.


Durante el miércoles evita la siesta, así como la ingesta de bebidas alcohólicas o excitantes que puedan alterar tus ciclos de sueño. Procura dormir alrededor de 8 horas para conseguir un descanso reparador, pero en caso de que los nervios no te lo permitan TRANQUILO, ésto no mermará en exceso tu rendimiento, piensa que el mero hecho de estar tumbado en la cama ya te está ayudando a descansar.


Una vez en la carrera, visualiza tus objetivos, sé realista y coherente con tu estado de forma. Confía en todo el trabajo que llevas a tus espaldas, piensa en positivo y sobre todo disfruta el momento que, al fin y al cabo es tu recompensa. Ah! Y al acabar regálate la mejor de tus sonrisas porque el objetivo está cumplido.


Síguenos en las redes

Contacta para cualquier duda o consulta:


876164068

657501079